lunes, 24 de noviembre de 2014

Mindfulness y las Recaídas en la Depresión

Mindfulness es la base del tratamiento más novedoso y efectivo para prevenir las recaídas en la depresión,

La depresión es uno de los trastornos psicológicos más extendidos en la población. Aunque el tratamiento de un primer episodio de depresión resulta efectivo en el 60-80% de los casos, existe un gran riesgo de recaídas. Se estima que las personas que mejoran tienen una probabilidad de un 50% de tener una segunda recaída. Y si ya ha habido dos o más episodios de depresión, la probabilidad de volver a recaer aumenta un 70-80% (Elkin et al., 1989).

Esto ha llevado a algunos investigadores a intentar entender por qué se producen las recaídas y a encontrar maneras efectivas para prevenirlas. Teasdale (1988) formuló la hipótesis de la activación diferencial. Según esta hipótesis, en la depresión se produce una asociación entre el estado de ánimo bajo y los patrones de pensamiento negativos predominantes. A medida que se van repitiendo los episodios de depresión, la asociación se va fortaleciendo llegando a funcionar como un circuito automático. De este modo, una vez establecido este circuito, cualquier acontecimiento estresante que afecte al estado de ánimo puede reactivar los patrones de pensamientos negativos, dejando a la persona más vulnerable a tener un nuevo episodio de depresión.



sábado, 21 de diciembre de 2013

El Regalo de la Existencia

La práctica de la Atención Plena implica tomar conciencia de que yo soy, ahora, en este momento y de que estoy aquí, en este lugar.

Solamente de esta manera conectamos con la vida, con el milagro de estar vivos. Cuando esto ocurre, cuando nos damos cuenta de lo afortunados que somos al existir, apreciamos cada instante y surge una gran gratitud.

Aquí dejo un fragmento de la película Gratitud, de Louie Schwartzberg… ¡Precioso! Gracias.



miércoles, 4 de septiembre de 2013

Consejos para Iniciarse en la Meditación

Si estás pensando en iniciarte en la meditación o en afianzar tu práctica, he aquí algunos consejos:

Convierte la meditación en un hábito diario. La clave de la meditación es la perseverancia. En la mayoría de los casos, la meditación no tiene efectos inmediatos, sino que éstos se van dando poco a poco con la práctica. Así que lo importante, y lo verdaderamente difícil, es convertirla en un hábito.

Haz el propósito de darte un tiempo y ser constante. Puedes tomártelo como un reto personal. Un tiempo razonable para probar son unos 2 meses, ya que muchos estudios demuestran que después de este tiempo los cambios son ya apreciables.

martes, 25 de junio de 2013

La Taza de Té

 
Un famoso erudito va a visitar a un maestro Zen. Al llegar se presenta a éste, contándole todos los títulos y aprendizajes que ha obtenido en años de sacrificados y largos estudios.

Después de tan exhaustiva presentación, le explica que ha venido a verlo para que le enseñe los secretos del conocimiento Zen.

Por toda respuesta el maestro se limita a invitarlo a sentarse y a ofrecerle una taza de té.

Aparentemente distraído, sin dar muestras de mayor preocupación, el maestro vierte té en la taza del erudito, y continúa vertiendo té aún después de que la taza está llena.

Consternado, el erudito le advierte al maestro que la taza ya está llena, y que el té se escurre por la mesa.

El maestro le responde con tranquilidad:
 "Exactamente señor. Usted ya viene con la taza llena, ¿cómo podría usted aprender algo?

Ante la expresión incrédula del erudito, el maestro enfatizó:
"A menos que su taza esté vacía, no podrá aprender nada"
 
Cuento Zen de la era Meiji (1868-1912)
 
 

martes, 28 de mayo de 2013

La Rumiación de los Pensamientos


Una de las principales características del funcionamiento de nuestra mente es la tendencia a rememorar el pasado.  Muchas veces nuestros pensamientos tienen que ver con cosas triviales, que nos han pasado durante el día, o con hechos de un pasado más lejanos que han sido evocados por algún acontecimiento más reciente. Esta es la manera normal en la que funciona la mente. Ésta tiene el hábito de volver al pasado o adelantarse al futuro, pero le resulta difícil permanecer en el momento presente.
Cuando los pensamientos se dirigen a un acontecimiento concreto del pasado de manera mecánica y repetitiva, se produce lo que se llama rumiación. Normalmente la rumiación se produce cuando el acontecimiento ha tenido una cierta importancia para nosotros,  lo que hace que esté asociado a una determinada carga emocional, normalmente desagradable. A menudo ya no podemos hacer nada para cambiar el acontecimiento en cuestión, pero aun así, nuestra mente responde como si fuera posible, dándole vueltas a algo que ya pasó. Por ejemplo, el examen que hicimos hace unos días o la pelea que tuvimos con nuestra pareja el día anterior.

domingo, 5 de mayo de 2013

Gestiona tus emociones con la respiración abdominal

A veces las emociones nos inundan con fuerza, nos desbordan y arrastran. Las emociones nunca deben reprimirse, pero cuando amenazan con desequilibrarnos es bueno saber regularlas.

Existen diversos métodos para aprender a gestionar las emociones. Si no tenemos mucha práctica, y cuando se trata de emociones de cierta intensidad, una buena opción es dirigir la atención a la respiración en la zona del vientre. Se trata de mantener la atención en las sensaciones corporales que se producen en esa zona, siguiendo la entrada y salida del aire.

La atención a la respiración abdominal tiene efectos relajantes. Funciona además como un objeto alternativo neutro hacia el que dirigir la atención, por lo que la emoción va perdiendo la energía. Esto es así ya que el hecho de centrarnos en el nivel sensorial impide la actividad intelectual que da impulso a la emoción.

viernes, 12 de abril de 2013

El Ejercicio de Barrido Corporal

El ejercicio de barrido corporal es un estupendo método de relajación y al mismo tiempo una excelente manera de iniciarse en la meditación mindfulness. Se trata de prestar atención a la respiración, para después ir recorriendo poco a poco todo el cuerpo con la atención, notando cada parte y las sensaciones –o falta de ellas- que entren en la consciencia.

El efecto de calma y bienestar puede apreciarse de forma inmediata, aunque es importante realizar el ejercicio con regularidad para que los resultados se extiendan también a otras actividades del día.
La práctica regular de este ejercicio potencia también la capacidad de introspección, la conexión con el cuerpo y la atención al momento presente, aspectos fundamentales de la práctica meditativa. 
Se recomienda realizar este ejercicio tumbado en el suelo sobre una esterilla y tapado con una manta. Si te duermes al realizarlo, lo que no suele ser infrecuente, puedes probar a hacerlo sentado, manteniendo la espalda recta. (A no ser, claro, que la principal motivación sea que te ayude a dormirte).
Es importante no forzar la respiración y mantener una actitud de curiosidad y aceptación hacia nuestro cuerpo y las sensaciones que se puedan producir. Si se producen distracciones, lo que es totalmente normal, simplemente reconducimos nuestra atención al cuerpo, con suavidad y sin juzgarnos.